Miedos, reflexión… y Bogoshipda

Hora: 00:35 a.m.
Escuchando: Kim Bum Soo – Bo Go Ship Da (OH MY GOOD… qué feelin’)
Viendo: la ventana de ScribeFire, el administrador y posteador de Blogs todo-en-uno de Firefox.

Well, hoy fue un día como pocos, de los pocos días que vengo viviendo. Amanecí descargando videos de Jpop, los cuáles no son pocos, y una que otra rareza que luego negociaré… por algo más ridículo probablemente.

¿Por qué escribir hoy? No hubo pretextos esta vez, sino un par de razones, quizá de peso, ya verán ustedes. Amanecí además comprando el desayuno, cosa que es por demás molesta de incluir en mi rutina, y por si fuera poco me quedo dormido por el sueño adeudado de 5 amanecidas de la semana pasada, y despierto al mediodía en lo que fue un amago de pesadilla: olvidé absolutamente un trabajo de grupo, una reunión, un desayuno… y para rematar, olvidé dejar encendido el utorrent (bueno, eso sí que es de muy pésimo gusto para un leecher de mi calaña XD).

Pero a cambio, hoy se me despertaron no sólo las ganas de escribir, sino de confesar, de vomitar, de una catarsis de las buenas…. dicho de buena manera, escribir. Y aquí me tienen, dándole rodeos a esto (mi especialidad) para dar paso a una serie de torpes insinuaciones de por qués y para qués de explicaciones de ciertos sucesos: de comienzo a fin, que hoy no me toca callar precisamente.

En primera, háganse la idea (para los que me conocen en persona) de un yo, semidormido, 6 a.m., con un polo en una mañanísima heladísima y comprando la leche para el desa…yu-no quise ir, pero se me antojaba ver la calle después de meses (ya casi 10) de no salir de una reclusión voluntaria… digámosle así a mi frikismo por las descargas, los e-books y las traducciones ad honorem. Bueno, ¿ya se hicieron la idea?… Kamuy, cosita menuda, pequeña, despeinada, caminando a las 6 a.m., recordando que en otra muy parecida madrugada, con otros sentimientos (y no tan despeinado como hoy) se levantó de su cama poco antes de esas 6 a.m. a buscar la estrella de la mañana, el planeta Venus para los antiguos. Por aquel entonces se me antojaba que la “innombrable” (Roxana, que así se llamaba… a lo mejor y se cambió de nombre, con lo multifacética que es esa mujer no lo dudo), con la cual sostenía una especie de relación amical-complicitoria-sentimental nada menos que por teléfono-no-no debía tener motivos para sorprenderse de mí. Vaya que sí los tuvo (o eso me dio a entender)… su voz por el teléfono cuando le dije que hice aquello de despertarme zómbicamente a semejante hora le habría descompuesto la rutina y su voz se enterneció…


– Me desperté a las 5:30 para ver a Venus
– ¿Venus?
– El planeta Venus
– ¡Venus!
– Sí, por ti
– … qué hermoso.

Naturalmente era vacaciones, yo estaba sólo y ella dándome motivos para aventarme a un torbellino EMOcional ubicado a 2cm al interior de mi cuello (en la garganta, la que considero que es el epicentro de muchas emociones, entre ellas la que produce la música)… un vasito de agua. Hasta aquí ciertas conclusiones:

  1. Tengo miedo de dejar de sentir (soy muy iluso y lo tengo que admitir, pero es algo que se cura con abstinencia del mundo o bien a “cuchillazos” sentimentales, 2 o 3 bastan… pero vaya a saber como es uno, al menos uno como yo).
  2. Cosas como esas no se hacen, no atenten contra su sueño si NO valen la pena. Esa mujer no vale la pena, tanto como si yo valiese el plástico que envuelve las puntas de los pasadores, para ella. Háganlo cuando estén observando el mundo por unas pocas horas más… que cosas de locos, a los locos o a los muertos.
  3. EMO…. bueno he de confesar que viví una etapa muy peculiar, muy a lo EMO (con peinadito y todo) A PESAR de que yo no supiera de la existencia de estos seres peculiares que se autocompadecen, condenan al mundo, tienen un paupérrimo y tergiversado concepto de ellos mismos así como de los que los rodean (ropa incluida). Pero insisto AL MARGEN, no sabía de ellos y empezaba en su lugar, a conocer a L’arc-en-Ciel y apenas empezaba a ahondar en la onda Jpop, y musical en general. Pero al fin y al cabo mi conducta y mis pensamientos eran por demás, patéticos. Afortunadamente la proximidad de los amigos (en especial Aldo*) hizo que me dejara de sonseras y empezara a ver la vida como lo que es: una aventura, un reto, una estupidez…. algo que no se piensa (y más me la paso pensando que hablando), SE VIVE o SE MUERE, que en perromundo nada se detiene.

Sigamos. 3:30 p.m., almorzado, jamás bañado (desde hace 3 días XD), y con un trabajo grupal por cumplir (o una expulsión del grupo por venir) llego a la facu. Atmosfera extraña, con esto del efecto Pisco(terremoto, aún no trago), las declaraciones de Martha Hildebrandt respecto de la poca relevancia de una lengua con “500 hablantes desperdigados por ahí”, y finalmente sobrealerta de la toma de la facultad por parte de los gremios estudiantiles y alumnos en general, me preocupe de alguna manera en mi futuro inmediato: mi examen, mi exposición, mi proyecto de tesis. Pero desde salir de mi casa, con un jean que me baila cual pantalón de campana masculino, una chompa blanca tejida a mano de hace 5 años, mi mochila al hombro y eldinero justo para el pasaje… me empequeñecí. Más bien el mundo se agrandó en ese momento, como si el reposo, la barba, mi pasable metro-57 y mis precoces patas de gallo (horror!!!) no sirvieran de nada, ni de distracción. Sentí como si tuviera 8 años menos y empecé a ver cosas donde las vería a la edad de 10 o 12 años, en mi barrio. A lo Silent Hill, mi visión del barrio, camino de casa al paradero, se iba deformando por momentos… y hasta creía que gente que no era la que yo creía me saludaba, como años pasados. Me senté en mi combi 505 y las imágenes se fueron de golpe, más no el efecto empequeñecedor. Ni aún cuando entré a la universidad.. e incluso hasta este momento me siento un pequenín -que ya lo era- de 12 años con ropa de mayor. Mi hermano puede estarse sintiendo así en este momento… fue extraño, pero no terrorífico, para paranoias depués del terremoto y lo gelatinoso del cuarto en aquel momento, NO HAY MÁS!

Llega la noche, pero una tristeza solar me hizo preguntarme: si siento esto, obviamente mi corazón soñador también debe haber revivido por 5 minutos. Mientras pasaba buscando por los salones de mi facu a ver en cual fueron a colocar a mi clase (los damnificados reubicados del 3er piso, base 2003 Lingüística) me encuentro con una amiga, tránsfuga de la carrera que encontró quizá mejor destino en una facu saliendo derecho al fondo a la izquierda de nuestra facu)… pues a propósito de esta amiga, con la cual tuve cierto roche en cierto lugar de entretenimiento -NO especificaré detalles ni implicados- que a saber es una de las pocas mujeres que pudo -si yo me dejaba, y es en serio, si yo me dejaba- ser la primera que se me mandara, y la primera a la que aceptara sin infantilismos, romanticismo o ciberrelación de por medio. Pues, como aún tiendo a sentir algo por ella me suponía que al menos la agarraría del mentón y la besaría a lo Casanova… o al menos un abrazo por demás largo -y también necesario… y urgido!-, pero cosa rara oiga usté, ni siquiera la miré al saludar, trato de hacerme el habla y yo preguntándole por mis compañeros de clase, y al despedirse ni
siquiera le di las gracias por su respuesta. Bueno, como excusa torpe me queda decir que estaba apurado, imaginaba un examen de 15 para abajo y una expo hasta las webas, así que modales o varonilidad estaban demás en aquel momento, en mí. Contando el ya mencionado efecto empequeñecedor, mi concentración estaba a mil, y mi corazón volando bajo, por otro lado… el efecto ni lo toco, y si lo toco no lo sintió, y si lo sintió lo mando a fumar de la mala, y se suicidó por un momento. Eso me lleva a otra serie de conclusiones:

  1. Es fácil olvidar emociones, sobretodo si el plato se te enfría, tal como siempre me pasa en la vida real, con la comida (el plato del mediodía) y con las mujeres (el plato de la medianoche).
  2. Mi miedo principal es… YO; a veces pierdo el control de mí mismo o calculo tanto y tan fríamente las cosas que puedo actuar como mármorea Galatea, cuando por dentro puede haber un agonizante Polifemo (aunque más que ver bien con un ojo, veo mal y por partida doble)
  3. Mi peor defecto, que Aldo YA conoce (y me lo planta en la cara a veeeeeces) si no perfectamente al menos se da mucha idea de lo que es, es… (en realidad no se confiesan estas cosas… es la segunda cosa que me da más miedo mencionar…y dudo que pueda corregir ese defecto, a no ser que se me muera mamá, de lo cual no tengo miedo, porque no tengo idea ya que no he pasado por ausencias largas y forzosas de alguien amado (gran excepción, la mejor y única amiga de mi vida, MJ, de la cual no se hace más de 1 año).

Y al final, sin mucho que valga la pena (y la pena la conozco bien, como solía decir mi viejo VIEJO compadre Allan Boton, tristemente célebre usuario de dicha  frase)… llega la noche, y mis pasos me llevan al depa de mi tía Alicia, en el edificio de las maravillas. Veo (como hace poco y ya se me hace costumbre), a mi viejo, el señor E. viendo a medias la tele, y digo a medias porque ya inutilizo un ojo, y al otro está que lo negrea a mil por hora. Un poco de pena verlo, algo solo y más inaccesible que el oro del fuerte Knox (supongo que debe tener algo más valioso que el oro en su mente y su corazón para resguardarlos de tal manera). Paso y converso con mi abuela, que inquiere sobre los primos a los que visito tan seguido últimamente. Pues bien, con mi labia habitual paso a decirle que viven en San Luis (por donde vive Aldo), que no los veía hace cosa de 12 años, que tienen o tenían una banda, y que ando en un dilema pues debo ser compositor-vocalista del grupo funkekeño que tenemos en mente (yo armar y ellos reflotar); por otro lado reportero-conductor de un programa cultural No Apto Para Adultos, NAPA por las siglas y que hoy nuestra asesora Rebeca nos manda un mensaje instándonos a ir a la previamente cancelada reunión de este sábado, ya que el programa se quiere lanzar con más anticipación de lo esperado y quieren amaestrarnos prepararnos antes de que nos caiga toda la producción, que calculo yo será para mediados o fines de octubre, mes de milagros por kilos.

Y por otro lado, terminar mi fu**in labor en el CELIN con algo digno de recordar: traer a Humberto Eco quizá, o a alguien especializado en Antropología Lingüística y matar 2 pájaros de un tiro, mi secretaria y mi proyecto de tesis… a ver si así de una vez me encamino.

Pero por ahora encaminar el post. Ver a mi viejo en semejante, por no decir sinceramente deplorable estado (de ¿desempleo, inutilidad, postración humana?) y hablar de parientes a los que les pierdes el contacto por décadas por más que sepas que están ahí me lleva a mi tercer y último combinado de reflexiones por hoy día (el de ayer, que empecé a postear miércoles y termine jueves):

  1. Cualquier tiempo pasado SI fue mejor, mejor que nunca. Cuando chicos el mundo es enorme, a fin de cuentas lo es, pero uno lo ve con menos prejuicios, más presto a dejarse llevar o sorprender que a atemorizarse de sombras o leyes universales que te controlan, uno controla todo. Imaginarse que hasta pensamos en un primer instante que las cosas tienen vida y viven por nuestro capricho (en psicología se llama animismo infantil, un periodo del desarrollo mental entre el primer y segundo año de vida). Gracias  “Cerebro” Humareda por las clases de Psico en el Saco Oliveros, y provecho con la novia universitaria ;-D. Empiezo a entender porqué la gente toma fotos, por qué Kodak es lo primero que asociamos a las fotos, rollos de película, cámaras fotográficas y similares. Empiezo a fabricarme la necesidad de una cámara de fotos, y sobretodo a la necesidad y yo diría que hasta obsesión de fabricarme buenos momentos al lado de los que más quiero.
  2. Probablemente tenga que desechar la idea de suicidarme a los 51. No por darle por enésima vez la contra a Karen Ricaldi, mi jefa del CELIN, sino por el hecho de que quiero agotar mi vida y mis fuerzas en algo grandioso… por muy posero o funktasioso que parezca. Ser un músico, lingüista, artista, trapecista de alto vuelo… de todos los vuelos, el mejor. Cambio mi idea de que los ancianos son unos parásitos de la sociedad, dueños del sillón y relegados al album familiar, videntes del cambio y progresiva destrucción de su entorno casero, sujetos de su propio olvido por parte de la familia, más muertos que vivos… y por momentos estorbos en ciertas familias, en ciertas vidas. Definitivamente me haré viejo, pero a esos extremos sólo llego minusválido o vegetal. Y en cualquiera de las 2 tengo la eutanasia para remediar semejante hecatombe.
  3. Sobre lo dicho arriba… otra cosa que odio, que detesto y que dan flojera son: Los sacrificios, sobretodo si vienen de mi parte (fuera de lo que hago por el fansub y el CELIN, o de lo que haría por la música o la madre de mis hijos).

Y de paso mencionar que detesto a aquellos que esperan mucho de mí, o se proyectan una imagen de mí. Y tampoco por ser contreras…. siendo realistas, uno se pasa a veces sin querer y a veces queriendo, decepcionando a mucha gente a lo largo de su vida. En mi caso tienden a pensar demasiado optimistamente en mí y a la hora de la verdad, me terminan viendo como el malo de la película. No es que exija amnistía, a cualquiera le pasa, pero al menos dejar de ilusionarse, o proyectarse, o crearse expectativas. Ser más críticos con lo que uno no sólo espera, sino con lo que uno pone de su parte.

Lo digo yo, Kamuy “Le KUYpable”, un FLOJO de corazón :D.

Y este cuento se acabó.

P.D.: desde hace pocas ando obsesionado (además) con conseguir el DVD Soundtrack de Stairway to Heaven, el dorama “Escalera al Cielo”, la versión 2 de Bogoshipda que quiere Zheo la sacamos a como de lugar. 100% sure o no me llamo Jan!… dedicada a mi querida amiga, la brujita MJ.

…y en koreano que suena tan dulce a mis oídos ^_^

Resumiendo mi crítica, que hace un buen rato borré por accidente (osea, por idiota): Buen video musical mas no PV (promotional video), mala RAW. Gran canción y letra para una emotiva, triste, fatal, pero romántica y conmovedora historia como Stairway to Heaven, el dorama koreano “Escalera al Cielo”. El DVD del OST (original soundtrack) de esta serie, tiene como track 12 ese título: 보고싶다 (que en buen cristiano se pronuncia “Bogoshipda”, que a su vez significa “te extraño” / “quiero verte” en la lengua koreana, el hangul). Obviamente, este PV en cuestión será nuestra próxima release de JR-F, algún día no muy lejano espero, en su versión 2.0.

P.D.2: Aldo hasta en la sopa….. ¬¬

Powered by ScribeFire.

Anuncios

Publicado el 13 septiembre, 2007 en Anecdotario y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Las cosas nunca salen del todo como las hemos planeado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: